8 Claves Para Dormir Mejor

El sueño es una necesidad biología de todo ser vivo, es ese tiempo- espacio que tomamos para recargarnos de energía nuevamente y comenzar o seguir ejecutando nuestras funciones con la capacidad al 100% en todo nuestro ámbito corporal, con el funcionamiento correcto de la presión arterial, cardiaca, respiratoria, muscular, nerviosa, etc.

Dormir las horas correctas y necesarias

El estar despierto durante el día en constante actividades afecta nuestro funcionamiento y el sueño es el encargado de equilibrarnos y llevarnos a nuestro centro de inicio y renovación.

La cantidad de horas que necesitamos para dormir depende única y exclusivamente de cada cuerpo, aunque exista una estadista con la cantidad de horas promedios que debemos dormir según nuestra edad, la verdad es que nuestro propio cuerpo nos va indicar cuanto es suficiente. Lo recomendado es siempre, que aprendamos a escuchar nuestro cuerpo, en el momento que nos sintamos totalmente descansados y con la energía suficiente para comenzar y llevar a cabo todas las actividades correspondientes de nuestro día podemos dar por sentado que hemos dormido, descansado y recargado nuestras energías para continuar.

Aunque parezca algo muy sencillo y fácil de cumplir, el dormir no siempre se lleva a cabo de una manera fácil y sencilla, lo que es denominado insomnio.

mito dormir

Identificar el problema para dormir

El insomnio no es más que la dificultad para conciliar o mantener un sueño reparador y aunque nos sintamos aun con algo de energía esto puede ser perjudicial para nuestra salud tanto física como mental ya que tarde o temprano va afectar nuestro rendimiento, comenzando con falta de concentración, incapacidad para algunas actividades físicas, entre otras.

Identificar las razones

la ausencia de sueño puede llegar a nosotros por muchos factores tanto internos como externos.

Tales como:

Preocupaciones.

Deudas.

Rupturas amorosas.

Dificultades en canalizar las emociones.

Miedos.

Estrés.

Malos hábitos (alimenticios- viciosos)

Problemas laborales- familiares.

650 1200

Poner en prácticas las soluciones

Sin embargo debemos identificar esta problemática y tomar carta en el asunto para tratarlo a tiempo antes que las consecuencias sea grave. Principalmente esto comenzaría por nuestra mente debemos enfocarnos un poco en organizar nuestros pensamientos y emociones, aprender a escuchar y manipular de manera consiente nuestros pensamientos negativos y transformarlos, buscar el lado bueno de todo, luego de esto:

Crear un ambiente apropiado, cálido y placentero para dormir.

Eliminar cualquier artefacto molesto que interfiera nuestro sueño, TV, radio, luces, teléfonos, alarmas, etc.

Hacer actividades pacíficas y calmadas minutos antes de acostarnos.

Los ejercicios y actividades estimulantes realizarlas en las mañana o con muchas horas de diferencias a nuestra hora de dormir.

Establecer una rutina a la hora de dormir, con hora exacta establecida.

Evitar comidas pesadas, bebidas alcohólicas o con cafeína.

Emplear algún té con plantas medicinales.

Saber si sufres de insomnio

La principal señal parece pasar desapercibida sin embargo no lo es, en el momento que nos proponemos dormir y pasen más de treinta (30) minutos y aún no hemos conciliado el sueño tenemos que encender las señales de alarma por automáticamente que nos acostemos y coloquemos nuestro cuerpo en reposo deberías entrar en un estado de descanso. Una vez puntualizado que efectivamente sufres este tipo de problema, se debe poner cartas en el asunto.

Una práctica muy utilizada que ha dado muchos resultados positivos es la de visualizar: Tratar de entrar en un estado de meditación, al acostarnos pensar e imaginar lo que queremos que ocurra. Imaginar un sitio donde queremos estar, haciendo lo que queremos hacer, es decir ir formando especie de una película con nuestra vida, donde no quepa el pasado, no quepan las preocupaciones, ni dolores. Con esta práctica nuestro cuerpo automáticamente entrara en un estado de tranquilidad y relajación y es más factible conciliar el sueño de manera progresiva.

insomnio relax int

Bebidas claves para dormir

Es recomendable algún té, agua aromática, relajante natural como: manzanilla, leche tibia, tilo, valeriana, entre otras, para conciliar el sueño, lo que sucede con esta solución es que puede formarse una dependencia en estos estimulantes así sean naturales y luego el cuerpo puede que ya no quiera asimilar el sueño sin tener algunas de estas bebidas.

Estimulaciones para dormir bien

Estimulación o relación corporal: El recibir o auto-realizarse un masaje en todo en el cuerpo ayuda mucho a relajar lo tenso de los músculos y le facilitara el trabajo a la hormona melatonina, la cual es la encargada de regular nuestro reloj biológico dándonos esa sensación cansancio y descanso que manifestamos en el transcurso del día.

musica relajacion dormir profundo

Música relajante

Esta práctica es ideal hacerla en nuestro sitio para dormir (cuarto) con un clima bien ambientado acorde al descanso, una música relajante, algún aroma agradable- suave, utilizar un aceite o crema caliente, como dijimos anteriormente para la relajación de los músculos, estimulación mental hacia un estado de calma, paz, tranquilidad y conciliar el sueño de manera rápida y efectiva.

Existen varios niveles de insomnio, si bien estos consejos ayudan bastante para combatir este estado transitorio de la salud, si la condición continua o se agrava lo más recomendable es acudir a un médico, los fármacos nunca son muy bien recomendados por el inconveniente de la adicción pero de verdad que con esta condición de no dormir, está en juego nuestra salud mental y física.

La falta de sueño crea alucinaciones, desgaste físicos y poca respuesta de los sistemas internos.

Se ha comprobado a nivel científico que puede sobrevivir más tiempo una persona que no coma por días, que una persona que no duerma por días.

Interesantes:

Deja un Comentario

Leer más
Decoracion de fachadas de casas rusticas

Para la decoración de fachadas de casas rusticas es importante tener muy en cuenta el uso de materiales naturales. El...

Cerrar