Cómo Hacer Que Una Habitación Se Vea Más Grande

Cuando las casas son pequeñas, por lo general todas las habitaciones suelen tener un espacio reducido, esto significa que tienes que aplicar algunos trucos para hacer que se vea mucho más espacioso, no solo el dormitorio, sino cada una de las habitaciones de la casa, como la sala de estar, la cocina, entre otros.

A lo largo de este artículo, dejaremos unas cuantas ideas y trucos que puedes aplicar en casa, para hacer que una habitación luzca mucho más grande de lo que es en realidad, haciendo solo pequeñas modificaciones. Toma nota y empecemos. 

11

La luz natural siempre será tu mejor aliada

El primer truco que siempre funciona para todos los espacios pequeños es aprovechar la luz que entra por la ventana. Todas las habitaciones, o al menos la gran mayoría siempre tienen alguna estructura por donde ingresa la luz del sol, ya sea a través de una ventana, balcón o tragaluz, esto es de gran ayuda debido a que esta iluminación rebota en las paredes, ocasionando que haya mucha más claridad y por ende, que se vea más espacioso.

Procura que la ventana siempre se mantenga despejada, no coloques cortinas de tela muy gruesa ni oscura, tampoco persianas que siempre estén cerradas, al contrario, debes procurar que estén abiertas todo el tiempo y solo cerrarlas cuando sea necesario, por ejemplo, por las noches o cuando necesites privacidad, sobre todo si los vecinos tienen vista hacia la habitación. Puedes optar por persianas de tela que traen consigo un dispositivo, con el cual puedes subirlas y bajarlas fácilmente, si por otro lado, prefieres las cortinas, opta por elegir telas muy finas y traslucidas, para que aunque estés cerradas, de todos modos no impida el ingreso de la luz.

1

Usa colores claros

Cuando hablamos de espacios y habitaciones pequeñas, es esencial la utilización de colores claros, sobre todo cuando el lugar no tiene grandes ventanas por las que pueda ingresar luz natural. Entonces, en este caso lo mejor es, mantener las paredes blancas si es posible, y añadir otros elementos en colores claros, por ejemplo, en el caso de esta pequeña sala de estar, podemos notar que la ventana es pequeña y está bastante alta, por lo que impide aún más que la luz que ingrese sea muy poco, sin embargo, las paredes y techos blancos, permiten que la luz rebote haciendo que haya mucha más claridad en el espacio.

Ahora, no todas las paredes tienen que ser lisas y aburridas, también puedes incorporar texturas, como esta pared principal donde se colocó el televisor y un par de repisas decorativas, que se decoró con listones de madera clara, que además de hacer un lindo contraste, también regala luminosidad por el color que tiene. Para los muebles también se recomienda hacer uso de tonalidades claras, no es necesario que todo sea blanco o beige, puedes incorporar colores pero que sean en detalles, adornos o accesorios.

4

El truco para añadir colores en espacios pequeños

Muchos se estarán preguntando, cómo es que ahora tenemos esta idea tan colorida cuando en la anterior nos recomendaban utilizar colores claros. La respuesta es muy sencilla, sí se puede jugar con estos colores, siempre y cuando sepamos hacerlo. Primero, si tienes un espacio pequeño pero con varias ventanas, puedes aprovecharte de eso y usar colores como el gris, o patrones y estampados llamativos, como podemos apreciar en este ejemplo. 

Segundo, además de aprovechar la luminosidad de las ventanas, también es súper indispensable que tomes refuerzo con luces artificiales, es decir, nada de colocar solo una lamparita de techos, debes tener diferentes puntos de luz, con bombillos en varios rincones que den profundidad y claridad, recordemos que estos colores tienen a oscurecer los espacios y no queremos que eso suceda, menos en una habitación pequeña.

Tercero, debe existir un balance, es decir, acá utilizaron un gris oscuro en una sola pared, en otra un estampado llamativo, y el resto se mantuvo en un tono gris mucho más claro y neutro, de igual forma, se mantuvo un contraste con los muebles y las texturas, por ejemplo, el piso de madera clara aporta calidez y luminosidad.

3

Los espejos son más que necesarios

Para cerrar con el tema de los trucos para hacer las habitaciones más grandes, no podíamos dejar de lado, los espejos. Sí, ellos son fundamentales y súper necesarios para cuando queremos que una habitación se vea más amplia y espaciosa, por varias razones. Una de ellas es que reflejan todo lo que tengan al frente, es decir, si sientes que el espacio es muy angosto o estrecho, puedes colocar un espejo que vaya desde el piso al techo y creará ese efecto visual de amplitud y profundidad. 

Otro de los motivos por el cual los espejos son súper útiles, es que se utilizan para rebotar la luz tanto natural como artificial, lo que hace capaz iluminar ciertos espacios pequeños que son difíciles de tratar. 

2

Te Puede Interesar:

Deja un Comentario

Leer más
Como decorar un dormitorio para niña

Estas empezando con la decoración del dormitorio de la engreída del hogar, pues ahora te dejo con algunos consejos e...

Cerrar