Diseño de cocinas en L

Uno de los tipos de distribución de cocinas que más se utiliza actualmente en los diferentes diseños, es la distribución en forma de L.

Se trata de un tipo de distribución, como su propio nombre lo indica, forma una L, es decir, forma un ángulo de 90º en dos muros. Este tipo de distribución es recomendada para el diseño de cocinas pequeñas, especialmente las que tienen una forma rectangular o cuadrada.

En el caso de una cocina cuadrada, se opta por aprovechar el hueco que deja la L para la instalación de una zona de office con una mesa redonda para aprovechar mejor el espacio. La distribución en forma de L es ideal tanto para las cocinas cerradas como para las cocinas integradas a otros espacios continuos, siendo más utilizadas en estas últimas, ya que permiten hacer mejor uso del espacio.

cocina-original-en-l

En el diseño de cocinas en forma de L, lo más habitual es que en la esquina frontal más amplia se ubique el frigorífico y la columna horno-micro en el caso que se tenga, y a continuación, se deja una separación suficiente, la zona de cocción.

La zona del fregadero se puede ubicar en la zona más pequeña de la L, ya que, en la mayoría de veces, esta zona cuenta con una ventana que impide la ubicación de una campana extractora, logando así un triángulo de trabajo funcional para que sea fácil la realización de los diferentes trabajos de cocina.

moderna-cocina-en-forma-de-l

Una cocina en forma de L, frente a una cocina que tiene una distribución en forma de U tiene la ventaja que no solo cuenta con una esquina y que se aprovecha al máximo el espacio de almacenamiento.

En algunas cocinas, cuando el lado corto de la L no cuenta con una ventana, se puede aprovechar de la mejor forma para colocar las columnas frigo-horno/micro y despensa, consiguiendo así un muro alto a lo largo del muro, saliendo perpendicularmente hacia la encimera del trabajo cubriendo el otro muro. Todo ello depende del tipo de cocina y la forma en que se encuentre situadas las puertas, ventanas y zonas de paso.

diseno-de-cocina-en-l

Triangulo de trabajo de una cocina en L

El espacio del triángulo de trabajo en una cocina en forma de L se forma entre el fregadero, el frigorífico y la placa de cocina. Estos son los elementos que tienen que formar una especie de triángulo imaginario. Se recomienda que estos elementos mantengan una distancia adecuada, de tal forma que se pueda trabajar de forma cómoda dentro de la cocina.

Por lo general la línea que une el fregadero, frigorífico y placa de cocina no debe ser mayor a los 6 metros en total, siendo el espacio recomendado uno 90 cm entre cada elemento.

moderna-cocina-en-l

Zonas principales de una cocina en forma de L

  • La zona de lavado: en esta zona se tiene el lavavajillas y el fregadero
  • La zona de cocción: aquí obviamente se tiene la cocina, el horno y el microondas
  • La zona de almacenamiento: aquí se encuentra la refrigeradora.

cocina-con-diseno-en-l

cocina-elegante-en-forma-de-l

cocina-en-forma-de-l
decoracion-de-cocina-en-l

No dudes en ingresar a:

Deja un Comentario

Leer más
Guía para la Decoración de Dormitorios para Jóvenes

Con el paso del tiempo los niños ya llegan ser todo uno jóvenes, los cuales son lo que especialmente requieren...

Cerrar